Abogado de Defensa Por Armas de Bridgeport

Connecticut ha adoptado un enfoque restrictivo hacia la posesión de armas y crímenes en los últimos años. Puede haber consecuencias y penas severas para ofensas ilegales de armas de fuego. Un abogado de defensa por armas de Bridgeport puede ayudarlo a sortear las trampas legales de la tenencia de armas y ayudar a proteger sus derechos cuando el Estado presente cargos contra usted. Un abogado de defensa criminal con experiencia de Bridgeport, CT puede trabajar duro para construir su defensa y mantener un resultado positivo en su caso. In English.

Posesión Legal en Bridgeport

Para llevar una pistola en Bridgeport, Connecticut, una persona debe tener un permiso de armas. Llevar una pistola sin un permiso es un crimen grave de clase D y puede conllevar una pena de hasta cinco años de prisión y una multa de $ 1000. Alguien que no tiene el permiso en su persona es una pequeña infracción. Connecticut no tiene permisos de transporte abierto, incluso para los titulares de permisos.

Connecticut tiene una prohibición de armas de asalto expansiva. La ley de Connecticut define ampliamente armas de asalto para incluir cualquier “arma de fuego de fuego selectivo capaz de disparos completamente automáticos, semiautomáticos o explosivos” e incluye una lista exhaustiva de armas específicas, así como piezas diseñadas o destinadas a convertir armas de fuego en armas de asalto.

Circunstancias Externas

Ciertos titulares de armas de asalto que obtuvieron su licencia antes del 4 de abril de 2013 y se postulan para el Departamento de Servicios de Emergencia y Protección Pública, pueden registrarse para tener su arma protegida.

Hay otras excepciones para el personal militar en servicio activo, la policía y otras circunstancias limitadas. Consultar con un abogado de defensa por armas de Bridgeport sobre armas de fuego o armas de asalto, o una compra potencial puede ayudar a mantener a alguien fuera de problemas legales.

Restricciones en Armas

Además de la prohibición de armas de asalto, existen regulaciones estrictas sobre el uso, transporte y venta de armas de asalto y armas de fuego en el estado. Por ejemplo, se requiere que las personas denuncien un arma de fuego perdida o robada a la policía.

Existe un complejo entramado de leyes que rigen el transporte y la transferencia de armas de fuego, muchas según si se trata de un fabricante autorizado de armas de fuego, un comerciante o si se transporta el arma con fines reconocidos, como una competencia o evento deportivo patrocinado por la policía.

Solo un abogado de defensa por armas de Bridgeport y su aplicación puede asesorar adecuadamente a una persona sobre el uso y manejo legal de sus armas de fuego, y solo después de una revisión exhaustiva de las circunstancias de esa persona y el uso de armas de fuego.

Sanciones Por Crímenes de Armas de Fuego

La posesión ilegal de un arma de asalto es un crimen de clase D, y existe una sentencia mínima obligatoria de un año, aunque es posible un cargo menor para ciertos delincuentes que poseían las armas legalmente antes de la institución de la prohibición de armas de asalto.

Crímenes Agravados

Connecticut impone una sentencia de prisión obligatoria de ocho años a cualquier persona que cometa un crimen grave de clase A, B o C, y que utilice, amenace con usar o represente que posee un arma de asalto. Si alguien fuera a cometer un asalto con un arma mortal, esto representaría una circunstancia agravante. Esta sentencia de prisión es adicional a cualquier sentencia por el crimen grave subyacente. Si un individuo usa un arma de fuego normal, a diferencia de un arma de asalto, la pena de prisión es obligatoria por cinco años.

Póngase en Contacto Con un Abogado Hoy

Si usted es propietario de un arma de fuego, y especialmente si enfrenta cargos criminales relacionados con armas de fuego, sería aconsejable contar con la asistencia de un abogado de defensa de cargos por armas de Bridgeport que tenga conocimientos en el campo de la ley de armas.

Un abogado de defensa por armas de Bridgeport puede asesorarlo sobre la legalidad del tipo de arma que posee, su uso de esa arma y defenderlo ante un tribunal.